Historia

Jarrero

Los habitantes de Haro cuentan con dos gentilicios: Uno regular HARENSES Y otro irregular JARRERO.

Este último sería un mote puesto por quienes visitaban Haro (en los siglos XVIII o XIX), ya que les chocaba ver pasar a mucha gente con un jarro picudo (conocido como jarrera o medidora de vino) en la mano, para ir a proveerse de vino a los distribuidores que vendían el contenido de sus cubas al jarrillo o a granel.

Desde 1998

En el año 1998 se inauguró el Restaurante Jarrero que adopta dicho gentilicio de la ciudad.

En 2008, el actual propietario, David Ijalba Salinas, tomó las riendas del mismo, y en 2012 añadió a la familia el Asador-Bocateria La Jarrera, en la plaza de Santo Tomás de Haro.